Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad
Gustavo Martínez
18 de Agosto del 2016

Dando el primer paso

Rev. Gustavo Martínez

“Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Dí a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco”.  Ex. 14:15-16.

A veces cuando aparecen los problemas quisiéramos que, cuando clamemos a Dios, inmediatamente todo se solucione. Pero Dios no lo hará, hasta que el hombre dé el primer paso, y ese primer paso es la demostración de que está confiando en Dios, en Aquel que todo lo puede. La fe nos permite dejar que el Señor tome el control y se encargue de llevarnos a la victoria.

Por ejemplo, cuando Moisés iba por el desierto y, se encontró en una encrucijada, pues, se hallaron frente al mar y por detrás los enemigos. “Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Dí a los hijos de Israel que marchen” (Ex. 14:15). No era momento de postrarse, era momento de actuar. Y Dios le indica que hacer: “Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco” (Ex. 14:16). Cuando Moisés hizo (actuó) como le fue indicado, inmediatamente se abrieron las aguas y el pueblo cruzó el mar Rojo, en seco (Ex. 14:21-22). Moisés dio el primer paso de acción, e inmediatamente se dividió el mar y los hijos de Israel pasaron en seco.

Cuando Josué iba a introducir al pueblo de Israel a la tierra prometida, ellos tenían que cruzar el Jordán, Dios le había dicho que tan pronto los pies de los sacerdotes entraran al agua inmediatamente las aguas se dividirían, y así fue, todo Israel pasó en seco (Jos. 3:13-17). También Josué para conquistar la ciudad de Jericó tuvo que rodear la ciudad, durante seis días, y el último día rodearla siete veces, y luego gritar, y así fue, el muro se derrumbó (Jos. 6:3-21).

Ahora, entendemos que, debemos hacer algo para hallar la solución de nuestros problemas y dificultades. ¿Qué tenemos que hacer?, ¿qué nos hace falta? Lo que tenemos que hacer es dar el primer paso, y esto es creer que Él es el Señor, reconocerlo como el Dios Todopoderoso, que Él todo lo puede, que con seguridad nos llevará a grandes victorias. De otra manera no será posible. Hay que dar el primer paso, el paso de fe. Amén.

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles