Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Portada
01 de Febrero del 2011

48 años de una Obra de Fe

El Movimiento Misionero Mundial es una Obra de fe, de sacrificio, de obediencia, de visión misionera, de trabajo y de abundantes frutos.

  • 48 años de una Obra de Fe
  • 48 años de una Obra de Fe
    48 años de una Obra de Fe

Durante estos cuarenta y ocho años ha continuado en la acción y el curso del Espíritu Santo, concediéndole el primer lugar y la prioridad al supremo interés del cumplimiento de la Gran Comisión y de la evangelización del mundo y en la promoción y la extensión de la obra misionera y la salvación de las almas “hasta lo último de la tierra”. En ese sentido, decenas de miles de personas han sido sanadas, salvadas y llenas del poder de Dios y, sobre todo, queda un trabajo positivo de madurez cristiana, solidez bíblica, estabilidad espiritual, sana doctrina, testimonio limpio y conceptos definidos de los valores eternos; todo esto para la gloria del Supremo Dios.

 

Sobre el fundador del M. M. M.

El fundador del Movimiento Misionero Mundial, Rev. Luis M. Ortiz, era natural de Corozal, Puerto Rico, donde nació el 26 de septiembre de 1918. A la edad de 10 años aceptó a Cristo como su Señor y Salvador personal y esa misma noche fue consciente del llamado de Dios. Al terminar sus estudios, comenzó a laboral en el periódico “El Mundo”, trabajo al cual renunció más tarde para obedecer al llamado del Señor para estudiar su Palabra. Durante ese tiempo, Dios trató con él en relación a la obra misionera en Cuba, llamado que resistió hasta que en un culto en un hogar, mientras oraba, Dios mismo volvió a llamarle y finalmente se rindió al Señor para obedecerlo.

 

En el año 1943, se casó con la Hna. Rebecca Hernández Colón, con quien procreó dos niñas, Damaris y Priscila. Ese mismo año salieron juntos al campo misionero, primero en la República Dominicana, y luego en Cuba donde trabajaron incansablemente por espacio de 16 años, dejando unas 60 iglesias establecidas y un precioso grupo de obreros del Señor.

 

Estando aún en la isla de Cuba, Dios reveló en una convención la gran obra misionera y de evangelización mundial que Él mismo entregaba al Rev. Luis M. Ortiz para realizar.

 

Así, regresó a Puerto Rico para el año 1960 por mandato del Señor y para el año 1963 inició oficialmente la Obra del MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL, INC.

 

El Rev. Luis M. Ortiz fue fundador y presidente de la Obra, desde el 1963 hasta el 1995.

 

El 25 de septiembre de 1996 fue promovido a la presencia de Dios, un día antes de su cumpleaños número 78.

 

Sobre el origen del M. M. M.

Luego de regresar de Cuba y ante la negativa de la misión a la que pertenecían para que cumplieran ese llamado mundial y misionero que ardía en sus corazones, tristemente se separaron de aquel concilio y el Rev. Ortiz se entregó al ayuno y la oración en busca de la dirección del Espíritu Santo.

 

Fue así que Dios mismo le reveló el nombre de este esfuerzo misionero y lo confirmó, dando inicio a esta gran labor misionera y de evangelización mundial. 

 

La Obra del Movimiento Misionero Mundial nació en el corazón de Dios y él mismo inspiró su nombre y fue así, como el 13 de febrero de 1963 quedó inscrito el “MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL, INC.” en Puerto Rico, país donde se fundó la Obra.

 

El Rev. Luis M. Ortiz empezó su labor sin dinero, sin posesiones materiales, sin respaldo de ningún concilio, sin renombre popular, totalmente desconocido para muchos y desechado para otros, pero con un incuestionable respaldo de Dios quien ante su obediencia y sometimiento, comenzó inmediatamente a abrir puertas grandes y eficaces. No tardó mucho cuando esta Obra ingresó en diferentes países de América, luego de Europa y finalmente del mundo entero.

 

Como expresara el Rev. Luis M. Ortiz: “Esta Obra es de Dios y no sabía lo que el Señor se proponía… con gozo y gratitud podemos decir que es Dios quien está levantando esta Obra del Movimiento Misionero Mundial, sin nosotros haberlo intentado, ni pensado; con el propósito de devolverle a la obra misionera y a la evangelización del mundo, el lugar que Cristo le asignó.”

 

El Rev. Luis M. Ortiz fue el instrumento que Dios usó para levantar esta Obra, pero el que siempre ha ido al frente de la misma es el Señor. Este año, con 48 años, podemos declarar que Dios ha sido fiel, cumpliendo todas sus promesas y colocando esta humilde Obra en cerca de 60 países, con miles de iglesias establecidas, miles de obreros del señor y medios poderosos de comunicación para la continua propagación del Evangelio de Cristo.

 

Transcurría el año 1957 cuando en la isla de Cuba, Dios reveló la Obra del Movimiento Misionero Mundial. La visión fue escrita, la visión fue declarada. En esa visión, Dios mostró que una gran carga descendía sobre el Rev. Luis M. Ortiz, misionero puertorriqueño. Esa gran carga era la carga de la Obra que Dios ponía sobre sus hombros para que la llevara por todo el mundo.

 

Para cumplir ese propósito, Dios reveló cómo el Hno. Ortiz dejó a Cuba por el Occidente y luego viró en U y se dirigió hacia el Oriente sobre las aguas, por el espacio, y se posó en otra tierra al Este de Cuba. Desde allí, mostró cómo el Movimiento se extendía a muchos otros países del mundo.

 

¿Qué es El Movimiento Misionero Mundial ?

El movimiento es un efecto. La gran causa de este movimiento es la acción del Espíritu Santo con sus dones y frutos operados a través de hombres y mujeres, con una clara y amplia visión de la necesidad de las almas perdidas, con un reconocido espíritu de fe y de sacrificio, y un testimonio limpio; que invitando al Gran Misionero, nuestro Señor Jesucristo, sitúan en segundo plano todo interés material, personal, religioso, denominacional, para concederle el primer lugar y la prioridad al supremo interés del cumplimiento de la gran comisión y de la evangelización del mundo.

 

Es MISIONERO. Su objetivo es la promoción y la extensión de la obra misionera, la evangelización y la salvación de las almas.

 

Es MUNDIAL. Su visión y acción es en todo el mundo, “hasta lo último de la tierra”.

 

En su base, el Movimiento Misionero Mundial reconoce y adopta para todas sus actividades, los principios bíblicos de amor fraternal, unidad espiritual, compañerismo, respeto mutuo, cooperación, comunión, confraternidad e igualdad con todo el pueblo de Dios.

 

Sus oficinas principales se ubican en Puerto Rico. La Junta Oficial de esta institución está compuesta por: el Presidente, Vicepresidente, Secretario, Tesorero y Vocales. Además, existen Supervisores Misioneros, Supervisores Nacionales y Representantes de la Misión, los cuales nombra la Junta Oficial.

 

Como organización, la Junta de Oficiales es el cuerpo que vela y rige los principios, objetivos y metas del Movimiento.

 

Las congregaciones domésticas y obras misioneras en los distintos países, levantadas, sostenidas y organizadas directamente bajo los auspicios del Movimiento Misionero Mundial, estarán bajo la directa responsabilidad de esta organización.

 

Sus fundadores, el Rev. Luis M. Ortiz, junto a los obreros que Dios fue uniendo, entendieron la visión que Dios les impartió. La Visión: el Mundo para Cristo.

 

Nació la Obra para: Invadir diferentes países latinos, celebrar campañas evangelísticas y fundar iglesias, celebrar cursillos bíblicos intensivos para adiestrar obreros nacionales y establecer nuevas obras.

 

La visión profética se ha ido cumpliendo, 48 años de su fundación, el Movimiento Misionero Mundial está trabajando en todos los continentes, en casi 60 países, con más de 6,000 congregaciones y un cuerpo ministerial sobre los 8,000 obreros… “por los caminos de América y alrededor del mundo”.

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles