Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Historias de Vida
06 de Julio del 2016

“Al tener a Dios con nosotras, estamos completas”

El ser mujeres es un gran privilegio, lo que Dios ha depositado en cada una de nosotros es incomparable. Afirma la hermana Carmen Valencia de Martínez, esposa del Rev. Gustavo Martínez Garavito. Su labor misionera ha contribuido con el crecimiento de la Obra.

  • “Al tener a Dios con nosotras, estamos completas”

La hermana Carmen Valencia de Martínez ha recorrido el mundo, junto su esposo y presidente del Movimiento Misionero Mundial, Rev. Gustavo Martínez Garavito. Para ella, lo más importante es ser fiel a Dios y llevar a otros el mensaje de salvación.

¿Qué es el Movimiento Misionero Mundial para usted?

Es un refugio que Dios ha levantado para estos últimos días, donde miles y miles de almas han corrido para refugiarse. A través del tiempo hemos visto el avance arrollador de la obra en todos los continentes, donde Dios continuamente está llamando a obreros y muchas almas necesitadas.

¿Cómo apoya a su esposo en la obra?

Primeramente, yo creo que una de las formas en que una esposa debe apoyar a su esposo, es a través de la oración mañana, tarde y noche, para que Dios lo guarde, le dé su sabiduría y para que dé una palabra oportuna; no solo para un pueblo necesitado sino para un precioso cuerpo de obreros que el Señor ha levantado en esta obra. Pero no solo orar, sino también cumplir con nuestra responsabilidad como esposa y madre, con los ministerios, talentos y dones que Dios nos ha dado.

¿Cómo nació la idea de su libro: Agua para el Sediento?

Desde que me convertí, nació en mi corazón el deseo de leer y estudiar la palabra. A medida que Dios me dio el gran privilegio de predicar, empecé a guardar aquellos bosquejos. Al paso del tiempo, sentí en mi corazón compartirlo con otras personas, hasta que un día mi esposo me dijo: “Yo siento que usted debe de compartir estos bosquejos…”. Esas palabras las tome como la confirmación que estaba esperando de Dios. Allí nació la idea de escribir el primer volumen de Agua para el Sediento.

¿Tiene en mente otros libros?

Sí, pienso escribir otros libros referidos a la esposa del pastor, a los hijos del pastor y a los hijos en general. Siempre he sentido una carga muy especial por la familia, y solo le pido a Dios que me permita hacerlo.

¿Qué significa Impacto Evangelístico para la obra?

Es el mensaje de Dios para el mundo y la misión que ha dado a la obra del Movimiento Misionero Mundial desde sus inicios. El tener en nuestras manos una revista como Impacto Evangelístico es maravilloso.

Esta revista es un instrumento de Dios para la salvación de las almas y también para llamar a muchos creyentes al ministerio, porque leyendo cada mensaje, cada artículo de la revista o un testimonio, deja sembrada la semilla a esos hombres y mujeres de Dios.

¿Qué mensaje les deja a todas las mujeres de Dios?

Hermanas, el ser mujeres es un privilegio que Dios nos ha dado. Lo que Dios ha depositado en nosotras es incomparable. La mujer que se pone en las manos de Dios se constituye en un instrumento en sus manos, porque la mujer cuando ama, ama de verdad, se entrega por completo y sin reservas.

Usted no necesita ser una mujer superdotada para ser útil a Dios, solo necesita decirle: “Cuenta conmigo. Te quiero servir”, porque al ser escogidas por Dios, estamos equipadas para vencer, porque al tener a Dios con nosotras estamos completas.

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles