Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Noticias
14 de Noviembre del 2017

Una familia transformada por el Evangelio en Tanzania

Hace un par de años sufría de dolores constantes de cabeza, era insoportable. Mi madre, Sina, en la desesperación recurrió a las únicas personas que pensó que podrían ayudar, los cristianos. Mi nombre es Bahati y esta es la historia de cómo el Evangelio transformó nuestras vidas.

  • Una familia transformada por el Evangelio en Tanzania

Mi madre, no era creyente ni condescendiente con los cristianos. Pero oyó hablar de las curaciones en la iglesia. Se acercó a los líderes de la iglesia y ellos acordaron orar por mí. Fue en ese instante que Dios comenzó a todo en nuestras vidas.

►Vea también: Organización cristiana ayuda a reforestar árboles a comunidad en Tanzania

Mis dolores de cabeza fueron censando. Empecé a sobresalir en la escuela. Todos quedaron estupefactos cuando mis calificaciones subieron. Me convertí en una de las mejores estudiantes de matemática en la escuela.

Más que agradecida, mi madre visitó a los líderes de la iglesia y bendijo el nombre de Dios, quien había sanado mi vida. Ser sanada me mostró el lado glorioso del Evangelio, quise conocer más de este Dios Todopoderoso.

“Por favor, sigan permitiéndome ir a la iglesia”, le dije a mi madre, ella no se interpuso. Aunque mi población en Tanzania es mayormente musulmana y practicante de brujería, ninguno me ayudó a sanar este sufrimiento.

Al asistir a la iglesia me dieron un regalo especial con libros cristianos y útiles escolares. Fui corriendo a casa, se lo mostré a mi madre y ella me dijo que mi regalo era una bendición para toda la familia.

Era hermoso, jamás me sentí tan feliz. Me inscribí a las clases de The Greatest Journey para llegar a casa y contar a mi familia todo lo que había aprendido. Les hablé del amor de Dios, del amor al prójimo. Les conté cómo Dios creó todas las cosas, incluso a mí, y que Dios ama a todas las personas que creó.

No pude resistirme a su amor. Entregué mi vida a Cristo. Le dije a mi madre que también debía recibir a Jesús como su Señor y Salvador,y así lo hizo. Ahora, ambas amamos a Jesucristo porque Él nos amó primero.

Fuente: SamaritansPurse

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles