Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Noticias
06 de Agosto del 2018

¡Argentina, unida por la vida!

En medio de pañuelos celestes y cantos provida, más de un millón de argentinos marcharon, ayer, por los bebés por nacer. "Se invita a todos los ciudadanos, independientemente de sus credos, a pronunciarse a favor de las dos vidas", decía el comunicado que invitaba a la marcha.

  • ¡Argentina, unida por la vida!

►Vea también: Argentina: Cámara de Diputados aprueba la legalización del aborto

La concentración fue convocada por la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), ante el debate del Senado programado para el miércoles próximo, donde se tratará el proyecto de ley que busca despenalizar el aborto.

En el comunicado, la organización citó lo señalado por la Academia Nacional de Medicina: "Esta institución considera que 'el niño por nacer, científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción'. Se entiende, entonces, que 'destruir un embrión significa impedir el nacimiento de un ser humano'".

Como respuesta, miles marcharon en Tucumán, Rosario, Santiago del Estero, Mercedes, Córdoba, Villa La Angostura, Santa Cruz, Chaco, Neuquén, Pergamino, Bahía Blanca, Salta, Mar del Plata, Mendoza, Jujuy, Chaco, Santa Fe, General Alvear, Bariloche, Las Heras, La Rioja, Corrientes, y la lista provida es de nunca acabar.

Asimismo, solo en el Obelisco, Buenos Aires, más de medio millón de argentinos se reunieron para defender las 2 vidas. Encabezó la movilización una bandera con la leyenda Marcha por la Vida, sobre los colores argentinos, combinación que se repitió en camisetas, gorros, pañuelos y globos que portaron las manifestantes, entre los cuales había numerosos jóvenes y varias madres con bebés en carritos.

“Para el aborto, conmigo no cuenten” se leía en pequeños carteles portados por mujeres. Otros exhibían leyendas a favor de las dos vidas mientras un grupo levantaba una cartulina celeste con la propuesta “Educación Sexual para prevenir, Contención para no Abortar y Adopción para Vivir”. El cántico más entonado fue “La Argentina no quiere el aborto/defiende las dos vidas”.

Un grupo de médicos que leyó el juramento hipocrático antes de marchar se sumó a la larga hilera provida. Joel Ojuel fue una de las médicas que se acercaron al acto en "defensa de las dos vidas". La ginecóloga obstetra afirmó que las tasas de mortalidad registradas por los abortos clandestinos y espontáneos son bajas y desafió a "mostrar las actas de defunción que avalen la muerte de medio millón de mujeres" como señalan las manifestantes por el aborto legal.

El aborto no es una "política de salud", sino una "práctica criminal y de tortura a un niño por nacer", que produce "daños irreparables". Este es uno de los puntos que resaltó Osvaldo Carnival, pastor y uno de los organizadores del encuentro. "No vamos a acompañar la legalización del aborto, la muerte de un bebé por nacer", dijo a La Nación.

“Ser Pro Vida no es solo defender el derecho humano más importante que posee el ser humano, sino que también es estar dispuesto a buscar las herramientas necesarias para vivir dignamente”, dijo Sofía, una joven provida. “No defendemos la vida solo durante el embarazo. La defendemos desde la concepción y siempre, ya que, sin vida, no hay derechos humanos. Sin derechos humanos no hay justicia y sin justicia, no hay libertad”.

(*) Con recursos de Clarín y La Nación

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles