Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Noticias
13 de Julio del 2020

Myanmar: Familia apedreada clama a Dios y sobrevive

Oskar* y su familia clamaron a Dios mientras eran apedreados por una multitud de budistas en Myanmar. Milagrosamente, sobrevivieron sin heridas graves.

  • Myanmar: Familia apedreada clama a Dios y sobrevive

Vea también: Musulmán con covid-19 acepta a Jesús luego de oración de enfermeras

La vida de Oskar, de 60 años, ha cambiado completamente desde que él y su familia aceptaron a Jesús hace tres años en Myanmar. Desde entonces, se convirtieron en blanco de ataques por parte de sus vecinos. Oskar vivía en un típico pueblo birmano, con su esposa, hijos y nietos. Tenían creencias budistas, hasta que un pastor le compartió el mensaje del Evangelio en 2017.

“Ya no puedo seguir (el budismo). Jesús murió por nosotros. Él nos dio vida eterna. Todos somos pecadores. Necesitamos aceptar a Jesucristo”, dice Oskar. Los vecinos descubrieron que la familia de Oskar se había entregado a Cristo e informaron al jefe de la aldea. Los monjes y las autoridades de la región convocaron a la familia a una reunión: había unos 50 monjes y otras 200 personas.

El monje budista le preguntó, con su voz resonante: '¿Realmente crees en la fe cristiana? ¿De verdad vas a creer en Jesús? ¿No volverás a nuestra religión?”. Él respondió con firmeza: “No vamos a negar nuestra fe. No rechazaremos nuestra fe. ¡Creeremos en Jesús hasta la muerte!”.

A la mañana siguiente, cinco camiones llegaron al pueblo y arrojaron cientos de piedras frente a su casa. En una escuela detrás de la casa, otros dos camiones arrojaron más piedras. Era una situación inusual. Oskar pensó que las piedras estaban allí para reparar los caminos, pero estaba equivocado.

A la mañana siguiente, la familia se reunió para orar. Mientras oraban, Oskar escuchó voces. "¡Mátenlos!", dijo el jefe de la aldea. "Oskar, pídele a tu Dios que te salve". La familia se arrodilló para orar, tomados de la mano. Los gritos se hicieron cada vez más fuertes: "¡Mátenlos!" Luego hubo silencio y un ruido fuerte. Era la primera piedra.

Oskar recuerda: “Todas nuestras ventanas y puertas estaban abiertas y nos estaban apedreando”. Su nieta se levantó y cerró las ventanas. Fue golpeada en el pecho y resultó herida. Ella gritó de dolor: “¡Jesús, sálvame! ¡Jesús, sálvame!”. “Y puso su mano sobre su herida. Justo allí, ella fue sanada milagrosamente”, afirma Oskar.

No dejamos de orar, incluso cuando nuestra casa fue casi incendiada”, recuerda Oskar. “Intentaban prender fuego, pero no se encendía. Estábamos llorando y orando. Nos gritaban: 'Si tu Dios está vivo, ¡pídele que te salve ahora! Aun así, seguimos orando”.

Mientras gritaban afuera, otra de sus hijas llamó a su pastor para pedir ayuda. Alguien de la iglesia fue a la estación de policía. Después de una hora, la policía llegó al pueblo. No pudieron entrar porque todavía había mucha gente apedreando. Un monje budista preguntaba enfurecido: “¿Alguien sigue vivo? Salga de la casa ahora".

Oskar y su familia salieron de la casa sin heridas graves. "Cuando salimos de la casa, la gente se sorprendió porque todavía estábamos vivos", recuerda. Poco después del ataque, Oskar y su familia de 11 miembros fueron llevados por un socio de Open Doors a un escondite en Myanmar. La misión está planeando reubicar a la familia y construirles una casa.

Oskar decidió no presentar cargos contra sus atacantes. El hombre que intentó incendiar su casa pidió perdón y también se convirtió en seguidor de Jesús. “Después de aceptar a Jesús, puedo amar a cualquiera. Incluso si la gente me odia, puedo amarlos, porque Dios es amor", dice Oskar.

*Nombre modificado por razones de seguridad / *Con recursos de Guiame / *Imagen referencial

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles