Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Noticias
05 de Octubre del 2021

Brasil: Reclusos deciden dejar el pecado y buscan a Dios

La iniciativa de las iglesias en el evangelismo carcelario está ayudando a los presos a dejar el crimen y los está reinsertando a la sociedad.

  • Brasil: Reclusos deciden dejar el pecado y buscan a Dios

Vea también: Cientos de miles marchan contra el aborto en México

Varias iglesias evangélicas en Amazonas (Brasil) realizan servicios en las cárceles para promover la resocialización a través de la predicación y la fe. Para el pastor Nereu Vila, responsable del grupo de asistencia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, “es una acción muy importante. Para quien tiene fe, el encuentro con la palabra divina sirve como camino de resocialización. Y lo mejor es que muchos no olvidan la importancia de Dios en sus vidas y continúan asistiendo a la iglesia incluso después de ser liberados".

A pesar de explicar que las actividades se interrumpieron debido a la pandemia, Nereu dice que tiene la intención de reiniciar los estudios bíblicos y los servicios en las cárceles de la capital. Algunas iglesias de Manaos ya están desarrollando el rol social que va más allá de "las barreras de la fe". 

Testimonios

Anderson Costa, de 39 años, todavía usa un dispositivo alrededor de su tobillo que le impide olvidar el pasado vinculado al crimen. El amazónico fue detenido en 2015, luego de ser capturado con casi 100 kilos de cocaína que escondía dentro de su casa, fue capturado y condenado a 15 años de prisión. Después de cumplir un tercio de su condena, Anderson dice que vio en Cristo la oportunidad para cambiar su vida mientras aún estaba en la cárcel. “Me vi sin fundamento y decidí participar en un servicio evangélico que se llevó a cabo en la prisión”, recuerda Anderson, quien ahora trabaja como microempresario. “Fue en la palabra de Dios que logré refugiarme”.

Fundador de la facción criminal Familia del Norte (FDN) y uno de los criminales más notorios del país, José Roberto Fernandes Barbosa, conocido nacionalmente como Zé Roberto da Compensa, decidió bautizarse con la doctrina evangélica y dejó atrás la criminalidad. La información fue revelada por el pastor Hugo, en un video publicado en redes sociales. El líder evangélico afirma que el recluso aceptó a Jesucristo y solo espera ser liberado de la justicia para ser bautizado.

El hijo de Zé, Luciano Barbosa, conocido como “L7”, también fue bautizado en el evangelio cristiano, luego de ser capturado mientras asistía a una audiencia en el Foro Henoch Reis, Centro-Sul, a principios de septiembre. Es conocido por su extenso historial criminal, que ha incluido ejecuciones de rivales y tráfico internacional de drogas. "Quiero decir que estoy renunciando a todo. Ya no más. Es de corazón, espero que me entiendan. Al igual que mi padre, ni siquiera tuve la oportunidad de ver a mi hijo. Voy a buscar a Dios”, dijo. Estas son solo algunas de las grandes cosas que Dios está haciendo en las cárceles de Brasil. 

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles