Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

Noticias
04 de Enero del 2022

Siria: Joven musulmana conoce a Jesús en sueños

Una joven refugiada de Siria se despertó recientemente de un sueño que cambiaría su vida para siempre. 

  • Siria: Joven musulmana conoce a Jesús en sueños

Vea también: Policía enviado para arrestar a familia cristiana se convierte a Cristo tras la oración de una niña

En el sueño, Hala*, vio a un hombre de blanco. También notó que le sangraban los pies y temía que los pies sangrantes pudieran presagiar una enfermedad o algún otro problema en ella. “Cuando me desperté, tenía miedo”, le dijo a Christian Aid Mission (CAM). "¿Me iba a pasar algo malo?".

Hala había visitado una iglesia varias veces por invitación de un misionero local, por lo que reconoció al Hombre de Blanco en su sueño como Jesús de Nazaret. En el sueño, la gente se apresuraba a unirse a una multitud en la cima de una colina. “Escuché una voz que decía: 'Deja tus zapatos y ven'. Así que fui corriendo y descubrí que todos escuchaban a un hombre vestido con ropa blanca brillante parado en medio de la multitud”, comparte Hala.

“Alguien gritó y me dijo que me sangraban los pies. Cuando el hombre vestido de blanco escuchó eso, me miró. Justo en ese momento, me miré los pies y habían dejado de sangrar, toda la sangre se había ido. Entonces, miré al hombre vestido de blanco y vi que le habían empezado a sangrar los pies a Él”, añade Hala.

Después de despertarse, Hala buscó la Biblia que el misionero le dio y la abrió justo en Isaías 53,4-6: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”.

“Esa noche, entendí que en realidad la sangre que salía de mis pies era mi pecado, y Jesús tomó mi pecado”, dijo. A la mañana siguiente llamó inmediatamente al misionero, que también era de Siria, y le dijo que quería poner su fe en Jesucristo y aceptarlo como su Señor y Salvador. 

(*) Nombre modificado por razones de seguridad

Imagen referencial

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles