Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

10 de Julio del 2017

Los peligrosos juegos en internet

No todo es bueno en internet. Conforme aumenta su influencia en el mundo, los riesgos se hacen también evidentes. La gran carretera virtual deja las puertas abiertas para muchas adicciones de niños, jóvenes y adultos.

  • Los peligrosos juegos en internet

En 2016, Rusia y varios países del mundo se conmocionaron con una noticia alarmante. Más de 130 adolescentes murieron en los dos últimos años debido a un juego en internet que circulaba en la red social rusa, al que se le conoce como ‘la ballena azul’.

Este juego se extendió a otras partes del mundo con el consiguiente peligro mortal. Desde entonces, ha causado la muerte o daño fisiológico a decenas de jóvenes en otros lugares.

Consiste en superar 50 retos. Lo más grave es que el último desafío es el suicidio. Los participantes, en su mayoría, son jóvenes de entre 12 y 20 años, principalmente. Los retos atentan contra la integridad de los participantes y tienen graves consecuencias, tanto físicas como psicológicas. 

Son pruebas que consisten en no dormir ni comer durante varios días seguidos mientras ven sin descanso películas de terror. También se hacen cortes en los brazos y piernas con mensajes, saltan de edificios, entre otros desafíos que atentan contra la integridad física de los participantes.

Este peligroso juego fue descubierto debido a que dos adolescentes rusas, de 15 y 16 años, se quitaron la vida cuando llegaron al último nivel. Las dos dejaron una imagen en su perfil de las redes sociales con la foto de una ballena azul y en la que solo podía leerse "fin".

Existen otros juegos más peligrosos que el de ‘la ballena azul’. Por ejemplo, en el 2012 se puso de moda el ‘reto de la canela’, que consistía en ingerir una cucharada de canela en polvo sin tomar agua o algún otro líquido. Este juego causó el colapso pulmonar en decenas de jóvenes y daños a otros órganos.

Otros juegos peligrosos son el ‘reto de la cinta adhesiva’, el ‘Ab Crack’, el peligroso desafío de ‘sal y hielo’, el del ‘vodka en el ojo’ y, últimamente, el llamado ‘papel Bond’. Todos ponen en riesgo el cuerpo y la salud de los jóvenes participantes.

La difícil adolescencia

Parece increíble que alguien quisiese participar en este tipo de juegos. ¿Por qué entonces algunos muchachos toman parte en él? El asunto es complejo, pues la adolescencia es una fase de la vida en la que los chicos crean su identidad. Una de sus prioridades es sentirse aceptados y unidos a otros con los que se identifican. Además, en esta fase las emociones y la susceptibilidad surgen a cada instante. Es la etapa de la osadía, de las locuras, a veces del riesgo innecesario, de probar la fortaleza y la capacidad personal.

Por estas razones, estos juegos pueden resultar atractivos. De ese modo, el joven ve un canal o medio para demostrar a su entorno cercano que es el más valiente, el que más aguante tiene, el que no le teme a nada. O, simplemente, quiere llamar la atención de otra persona, ya sea para bien o para mal.

Los motivos por los cuales los jóvenes se atreven a seguir este tipo de juegos son diversos, pero las investigaciones indican que la mayoría lo hace porque pasa por un mal momento emocional.

Por lo tanto, la mejor manera de prevenir estas situaciones dramáticas es hablar de forma directa con los hijos, explicarles el modo en que funcionan estos juegos en internet y todo lo que hay detrás.

Factores de dependencia

La dependencia de internet se manifiesta por medio del deseo, ansia o pulsión irresistible; la polarización o focalización atencional; la modificación del estado de ánimo y la pérdida del control, así como por la impotencia.

Con frecuencia, la adicción se asocia a otros trastornos. En contra de lo que apuntan algunas corrientes de la psicología de la personalidad, no es necesario padecer un trastorno mental o de personalidad para llegar a ser adicto.

Estados depresivos, de ansiedad, sentimientos de soledad o de pérdida propiciarían que una persona recurra a alguna válvula de escape para alcanzar el bienestar. Otros trastornos pueden ser simultáneos o paralelos.

La adicción a internet se debe tratar como cualquier otra enfermedad codependiente, ya que los daños, tanto físicos como psíquicos, afectarán permanentemente la salud de los adolescentes.

Algunos síntomas

Los especialistas han determinado síntomas que presenta la persona que sufre de adicción a internet. Aquí algunos de ellos:

·         Es dominada en sus pensamientos, sentimientos y conducta por su uso (saliencia).

·         Invierte grandes cantidades de tiempo y esfuerzo en la actividad.

·         Altera sus estados emocionales (ansiedad, enojo) como consecuencia de implicarse en la actividad (modificación del humor).

·         Se enoja cuando es interrumpida en la actividad o se le reduce el acceso (abstinencia).

·         Comienza a enfrentar problemas con las personas que la rodean y deja de atender las responsabilidades asumidas o impuestas en el trabajo, la escuela o el hogar.

·         Reanuda la actividad de manera persistente una vez que, aparentemente, la ha dejado o la ha reducido.

·         Niega tener consecuencias por la actividad y se jacta de poder abandonarla en cualquier momento (y no lo demuestra o efectúa).

·         Se aísla de las relaciones sociales presenciales (cara a cara) y sustituye este tipo de relación por medio de internet.

·         Baja el rendimiento escolar.

·         Descuido de responsabilidades o actividades consideradas importantes en el entorno laboral, escolar, familiar o de pareja.

·         Manifiesta euforia cuando participa en las actividades de las redes sociales.

·         Miente respecto al tiempo que permanece conectada o sobre lo que hace en las redes sociales.

·         Piensa y habla persistentemente sobre los temas y circunstancias que suceden en la red, aunque no esté conectada a ella en ese momento.

·         Pierde la noción del tiempo o del espacio debido a que permanece frecuente o constantemente en internet.

·         Se priva del sueño por estar conectada a internet.

·         Protagoniza discusiones en relación con el uso de las redes sociales con las personas que la rodean, como los compañeros de trabajo, de escuela o los familiares.

(Recuadro)

Recomendaciones para los padres

Aquí algunas sugerencias:

• Establezcan tiempos para el uso de las computadoras.

• Supervisen los contenidos a los que acceden sus hijos. Es obvio que deberá existir la confianza para que ingresen en la cuenta personal de ellos.

• Si se usa una computadora para acceder a las redes sociales en casa, colóquenla de forma tal que puedan supervisar visualmente lo que aparece en la pantalla.

• Promuevan la realización de actividades fuera de internet que encaucen o fortalezcan el aprendizaje, la actividad física o las relaciones sociales con gente de la misma edad de sus hijos. Es fundamental que esas actividades se realicen en familia.

• Deben conocer el funcionamiento y opciones de internet, en general, y de las redes sociales, en particular. Esto les permitirá acercarse más a sus hijos y manifestarles, de alguna forma, la comprensión de los alcances y límites de permanecer activos en estas redes.

(Recuadro)

El daño en los adolescentes

Hace algún tiempo, la Academia China de Ciencias emitió un pronunciamiento respecto a internet. Señaló que la adicción a la gran red genera daños cerebrales en adolescentes, comparables a los que ocasiona el consumo de alcohol y cocaína.

Los investigadores chinos sugieren que el uso excesivo de la red por menores de edad, cuyo cerebro aún no alcanza su completo desarrollo, puede causar daños en este órgano.

En este tipo de adicción no es la actividad concreta la que genera la dependencia, sino la relación que se establece con ella. El acceso a la pornografía, videos, artistas, redes sociales, correo electrónico y otras páginas digitales crean una correlación destructiva que el sujeto no es capaz de controlar.

(Ampliados)

Existen otros juegos más peligrosos que el de ‘la ballena azul’. Por ejemplo, en el 2012 se puso de moda el ‘reto de la canela’, que consistía en ingerir una cucharada de canela en polvo sin tomar agua o algún otro líquido.

La mejor manera de prevenir estas situaciones dramáticas es hablar de forma directa con los hijos, explicarles el modo en que funcionan estos juegos en internet y todo lo que hay detrás.

Parece increíble que alguien quisiese participar en este tipo de juegos. ¿Por qué entonces algunos muchachos toman parte en él? El asunto es complejo, pues la adolescencia es una fase de la vida en la que los chicos crean su identidad.

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles