Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

11 de Diciembre del 2018

NACIDO EN UN PESEBRE

¿Nació Jesús entre los animales en el establo porque no había lugar para José y María en el mesón? Aquí algunos detalles que configuran el ambiente en que el Hijo de Dios llegó a la tierra. –Tim Chaffey

  • NACIDO EN UN PESEBRE

La información sobre el nacimiento de Cristo está registrada en el segundo capítulo de Lucas:

4 Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; 5 para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. 6 Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. 7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. (Lucas 2:4-7)

Tal vez parezca sorpresa que la Biblia provea poca información sobre el nacimiento de Cristo. Los pasajes en Lucas 2 comentan el anuncio del nacimiento de Cristo dicho por el ángel a los pastores y la posterior visita de los pastores a ver a Jesús. Mateo 1:24-25 expresa que José tomó a María como “su mujer, pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre Jesús”.

La Biblia enseña que Jesús nació en Belén, pero no declara que José y María llegaran a la ciudad justo para el parto. De hecho, este escenario es altamente poco probable ya que es cuestionable que los dos quisieran intentar hacer un arduo viaje de 70 millas (112.65 kilómetros) desde Nazaret en las etapas finales de su embarazo. También, Lucas 2:6 señala que ellos estaban en Belén por un tiempo antes de Jesús nacer (“Y aconteció que estando ellos allí, llegó el tiempo del alumbramiento”).

Además, la Biblia no menciona que un mesonero les dijera que el mesón estaba lleno esa noche. La razón que imaginamos este escenario es porque los traductores en la mayoría de versiones han escogido la palabra “mesón” para traducir la palabra griega καταλυμα (kataluma), que le da una errónea impresión a los lectores modernos1 .

Jesús usó esta misma palabra griega en Lucas 22:11 para referirse a un “cuarto de huéspedes”. Esta habitación es conocida como el aposento alto, lugar de la cena del Señor, la comida que Jesús compartió con Sus discípulos la noche antes de Su crucifixión.

Esto tal vez no suene convincente para la mayoría de personas. Pero considere que la lengua griega tiene una palabra para hotel o mesón. De hecho, Lucas la usó cuando escribió acerca del Buen Samaritano que tomó al hombre golpeado, lo llevó al “mesón” (pandocheion, πανδοχειον) y pagó al “mesonero” (pandochei, πανδοχει, v. 35) para cuidar a aquel hombre (Lucas 10:34).

Lucas, pues, estaba familiarizado con el término adecuado para mesón, ¿por qué no usó ese término en el relato del nacimiento de Jesús? La respuesta más probable es que José y María no intentaron quedarse en un mesón. La Biblia declara que no había lugar para ellos en kataluma, el cual sería mejor traducido como “cuarto de huéspedes”.

José y María regresaron a la casa ancestral de él en Belén debido al censo (Lucas 2:1-4)2 . Como el edicto fue proclamado por el Imperio romano, muchas familias judías necesitaron viajar a Belén durante este tiempo y se alojaron con los familiares que vivían en esa ciudad.

De seguro, José y María se quedaron en la casa de los familiares de él en Belén, pero debido a la gran afluencia de personas, la casa habría estado llena y el kataluma (cuarto de huéspedes) habría estado atestado. Por esto, José y María habrían sido relegados a vivir en un nivel inferior de la casa. Es difícil de creer que una María embarazada habría rechazado la casa de un familiar en una sociedad que valoraba los lazos familiares.

Los arqueólogos han excavado casas del primer siglo de la zona montañosa judía y descubrieron que el nivel superior sirvió como sala de huéspedes, mientras que el nivel inferior sirvió como sala y comedor. En ocasiones, los animales más vulnerables habrían sido llevados en las noches para protegerlos del frío y los robos. Esto debe sonar extraño para muchos, ya que no hemos soñado con traer de noche nuestro ganado a nuestra casa; a pesar de eso, hoy en día en algunos países de Europa (por ejemplo: Alemania y Austria), la casa de la granja y los cuarteles de los animales están regularmente en diferentes partes del mismo edificio.

Aquí es donde entra en acción el pesebre. María puede que haya dado a luz en el nivel inferior de una casa atestada, en la cual algunos de los animales habrían sido traídos por la noche3 . Ella entonces envolvió a Jesús en pañales y lo acostó en el pesebre (comedero)4 .

Fuente: https://answersingenesis.org/es/biblia/nacido-en-unagranja-establo/

REFERENCIAS Y NOTAS

1. La primera Biblia en español, la Biblia del Oso publicada en 1569. Esto dice Lucas 2:7 en esta Biblia: Y parió à ſu hijo primogenito, y emboluiólo, y acoſtolo en el peſebre: porque no auia lugar para ellos en el meſon. La palabra mesón desde el principio formó parte de la Biblia en español. 2. Es intrigante pensar que José y María quizás hayan entendido que estaban en el proceso de cumplir lo dicho por Miqueas 5:2, que el Mesías nacería en Belén. 3. También es posible que esa noche los animales no estuvieran en la casa, pero el lugar estaba equipado con un pesebre para cuando los animales eran llevados adentro. También, algunas casas en la región montañosa de Judea eran construidas junto a la ladera, así que el nivel inferior podría haber sido una cueva, con la casa construida alrededor de ella. 4. La palabra griega para pesebre es φατνη (phatnē). Se refiere a un alimentador o una caja abierta en el establo, hecha para sostener alimentos o pasto para el ganado. Esta misma palabra aparece en Lucas 13:15, refiriéndose al pesebre ante el cual los animales son atados para usar el comedero. En Lucas 2:7, 12, y 16, Jesús nació y lo acostaron en el pesebre. Él no nació en el pesebre. Tiene sentido que María lo envolviera en pañales y luego lo acostara en el comedero, sirviendo como una cuna improvisada.

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles