Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

30 de Mayo del 2019

LA CORRUPCIÓN SE RESISTE AL TIEMPO

Solo una veintena de países en el mundo han mejorado su valoración desde el 2012 en el campo de la lucha anticorrupción, según el reciente análisis presentado por la organización Transparencia Internacional.

  • LA CORRUPCIÓN SE RESISTE AL TIEMPO

Cada año, la Organización de Transparencia Internacional publica el Índice de percepción de la corrupción (IPC). Un grupo de expertos puntúa un amplio grupo de países, utilizando una escala del 0 (percepción de altos niveles de corrupción) a 100 (percepción de muy bajos niveles de corrupción) para obtener la clasificación en función de la percepción de corrupción del sector público.

La clasificación del 2018 la encabezan Dinamarca y Nueva Zelanda, los países más “limpios”, es decir, en los que la percepción de corrupción del sector público es menor.

Comparten la última posición Afganistán, Corea del Norte y Somalia, considerados los países cuyo sector público es percibido como más corrupto.

“La investigación establece un vínculo muy claro entre el hecho de contar con una democracia y el éxito en la lucha contra la corrupción del sector público”, asegura la presidenta de la entidad, Delia Ferreira.

“La corrupción tiene una probabilidad mucho mayor de surgir cuando la democracia se asienta sobre una base débil y, como hemos visto en muchos países, cuando los políticos antidemocráticos y populistas tienen la oportunidad de utilizarla para su beneficio”, añade.

Así lo reflejan los datos. De los dos tercios de países que no superan la puntuación media establecida por Transparencia Internacional para valorar la incidencia de la corrupción en el mundo, la mayoría corresponde a sistemas de gobierno inestables o que han sufrido diferentes cambios en los últimos años, aunque también habría que tener en cuenta otros valores externos, como la presencia del crimen organizado.

Sin embargo, el mismo informe reporta que tan solo una veintena de países ha presentado mejoras significativas en sus puntuaciones desde el 2012.

En concreto, destacan Argentina, que aunque ocupa el puesto 85 del índice ha ganado 8 puntos desde el 2015 y ha alcanzado los 40; Estonia, número 18 del listado con una valoración de 73, o Ruanda, que mantiene su progresión de mejora sumando un punto respecto al 2017, llegando a los 56.

En el lado opuesto se sitúa Estados Unidos, que pierde 4 y sale del bloque de los 20 países menos corruptos porque “su sistema de equilibrio y dependencia entre los tres poderes constitutivos [legislativo, ejecutivo y judicial] se está viendo amenazado y las normas éticas de las altas esferas de poder erosionadas”, dice Transparencia Internacional.

Con 35 puntos, Brasil ha vuelto a su peor calificación desde hace siete años pese a las promesas del presidente Jair Bolsonaro contra la corrupción. “Ha dejado claro que gobernará con mano dura, amenazando muchos de los logros democráticos conseguidos hasta hoy”, replica la entidad.

También Islandia o Alemania, estados que figuran entre los menos corruptos, han perdido un punto respectivamente en el último año.

De los diez países menos corruptos del mundo, siete son europeos. Nueva Zelanda, segundo; Singapur, cuarto; y Canadá, noveno, figuran como excepciones en los primeros puestos de un ranking que este año encabeza Dinamarca, en sustitución del archipiélago oceánico, que ha perdido dos puntos respecto al 2017.

El país europeo con la peor calificación es Ucrania, que se sitúa en el puesto 120, con 32 puntos.

Los continentes con una mayor percepción de la corrupción son Asia y África. Burundi, Libia, Afganistán, Guinea Ecuatorial, Guinea Bissau, Sudán, Corea del Norte, Yemen, Sudán del Sur, Siria y Somalia cierran, en este orden, la lista de Transparencia Internacional con variaciones de un máximo de 5 puntos.

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles