Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

03 de Diciembre del 2019

¿ES LA TIERRA PLANA?

Creer en una Tierra de forma esférica se remonta a la antigüedad. Pese a la certeza sólida, fundada en múltiples argumentos, hay gente que mantiene la versión de una Tierra no esférica y basa sus afirmaciones en indicios que, en algunos casos, lindan con el humor. 

  • ¿ES LA TIERRA PLANA?

Danny R. Faulkner (*)

¿Cómo supo la gente en la antigüedad que la Tierra es esférica? La discusión más antigua de la que se tiene registro acerca de una Tierra esférica proviene de Pitágoras en el siglo sexto a.C. Pitágoras entendió correctamente que la causa de los eclipses lunares era la sombra de la Tierra que caía sobre la luna.

Fuentes antiguas, como Aristóteles, también mencionaron que los cascos de los barcos desparecían antes que sus mástiles, cuando dichos barcos se alejaban. Esto puede suceder solo si la tierra es esférica. Sin ayuda óptica, es difícil apreciar esto, pero se puede ver fácilmente un efecto relacionado. Si alguien se sienta en lo alto del mástil del barco, puede avistar tierra u otros barcos antes que aquéllos que se encuentran en cubierta.

Esta es la razón por la cual las personas a cargo de los avistamientos a menudo se ponían en el puesto de vigía, en altura y no sobre la cubierta de un barco. Si la Tierra fuera plana, no tendría sentido ubicarse más arriba de la cubierta. Los antiguos no sólo sabían que la Tierra era esférica, sino que alrededor del año 20 a.C., uno de ellos midió con exactitud el tamaño de la Tierra. Eratóstenes trabajaba en la Gran Biblioteca de Alejandría, en Egipto, y se considera el padre de la geografía, ya que acuñó el término e inició la elaboración de muchos mapas.

La discusión en el tiempo de Cristóbal Colón no giraba en torno a la forma de la tierra, sino acerca del tamaño de la Tierra. Los musulmanes habían cortado a los europeos las rutas comerciales terrestres hacia el lejano oriente y con ellos se generó un problema. Por eso el afán de encontrar nuevas rutas.

Todos se daban cuenta de que era posible viajar hacia Asia zarpando hacia el oeste desde Europa, ¿pero por qué querría alguien en realidad hacerlo? Había un vasto océano (ellos no sabían mucho acerca de los dos continentes americanos entremedio) que separaba Europa de Asia.

Era mucho más corto zarpar hacia el este desde Europa, quizás rodeando África, para llegar a Asia. En los pequeños barcos usados en ese tiempo, no era aconsejable navegar más de unos pocos días sin divisar tierra. Colón proponía, sin embargo, un viaje de algunos meses por aguas abiertas inexploradas, lo cual era muy peligroso.

Para hacer que su propuesta de viaje fuera aceptable, Colón sobreestimó la distancia hacia el Este desde Europa y, al mismo tiempo, redujo la medición de la circunferencia de la Tierra efectuada por Eratóstenes. Según los cálculos de Colón, era más corto llegar a Asia navegando hacia el Oeste, en lugar de hacerlo hacia el Este. Una mirada a un globo terráqueo o mapa moderno nos muestra que eso era falso. En otras palabras, Colón estaba equivocado y sus críticos tenían razón.

LA CURVATURA

La Tierra es curva, no solo en dirección norte-sur, sino que también en la dirección este-oeste. Hay una diferencia horaria de tres horas entre las costas Este y Oeste de Estados Unidos, lo que significa que el Sol sale y se pone aproximadamente tres horas más temprano en la costa Este que en la costa Oeste; esto puede ser verificado fácilmente por cualquier persona que ha volado entre las costas Este y Oeste de Estados Unidos.

Su reloj no solo mostrará que hay una diferencia de tres horas, sino que también su cuerpo notará esta diferencia horaria. Ahora, si uno viaja en automóvil de una costa a otra, el viaje tomará varios días, de modo que nuestros cuerpos no notarán tanto la diferencia horaria. Sin embargo, nuestros relojes revelan que la hora ha cambiado.

LA TIERRA PLANA

La Sociedad de la Tierra Plana, es un grupo de gente que se dedica a promover su peculiar visión del mundo, pero la situación es bastante más oscura que eso. En realidad, han existido varias Sociedades de la Tierra Plana; algunas de ellas claramente han sido una broma, pero hay otras que parecen ser mucho más serias.

Algunos defensores de la Tierra plana obviamente están solo divirtiéndose con esto y no les preocupa si la gente les sigue la corriente o no. Sin embargo, algunos que promueven la idea de una Tierra plana, parecen disfrutar viendo cómo se retuerce la gente con incomodidad, cuando son confrontados con un argumento con el que no están de acuerdo, pero que no saben cómo refutar.

Un ejemplo de alguien que no puede ser tomado en serio acerca de la Tierra plana es Matthew Boylan. De acuerdo a algunas fuentes en este tema, Boylan es un artista que fue contratista independiente de la NASA. Supuestamente dejó dicho trabajo cuando empleados de la NASA, en una muestra de confianza, lo invitaron a unirse a la conspiración que promovía la mentira que la Tierra es esférica. Según Boylan, la NASA falsea casi todo lo que hace.

Boylan mantiene varios videos en Internet, pero algunos de ellos parecen ser rutinas humorísticas. La presentación de Boylan, incluyendo su uso frecuente de groserías, es similar a muchas comedias de humor de hoy en día. Boylan muestra una fotografía que, según él, muestra el Módulo Lunar (LEM por sus siglas en inglés) de Apolo 11 posándose en la luna. Conforme a lo que él plantea, como debiera haber habido un equipo de filmación ya en la luna para tomar esta fotografía, la NASA falseó el alunizaje. 

En realidad, esta fotografía fue tomada por Michael Collins, quien permaneció a bordo del Módulo de Comando (CM por sus siglas en inglés) de Apolo 11, mientras los otros dos astronautas, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, efectuaban el alunizaje. Collins tomó la foto poco después de que el LEM se separara del CM. 

“APOYO” A LA TIERRA PLANA

La mayoría de las supuestas evidencias frecuentes que, supuestamente, prueban que la Tierra es plana y no esférica son, desde el punto de vista negativo; es decir, son intentos de demostrar que la Tierra no es esférica. Sin embargo, al menos una de ellas, el experimento de Bedford Level, es positiva; es decir, es un intento por demostrar directamente que la Tierra es plana. En 1838, Samuel Birley Rowbotham sostuvo haber realizado un experimento en el río Old Bedford, en Bedford Level, cerca de Norfolk, Inglaterra. Bedford Level es un tramo recto de casi diez kilómetros del río Old Bedford, que permite una vista ininterrumpida a lo largo de estos diez kilómetros.

Además, en este tramo no hay gradiente, por lo que una parte del río corre hacia un canal de drenaje de corriente lenta. Si la Tierra es curva, entonces, la caída de un extremo a otro es de aproximadamente siete metros, lo que quiere decir que si se usara un telescopio para ver al nivel del agua, un mástil o poste de siete metros en el otro extremo, no sería visible. Rowbotham se metió en el río y usó un telescopio sostenido a veinte centímetros sobre el agua y observó alejarse un bote a remos con un mástil de un metro y medio.

Sostuvo que pudo ver el mástil cuando éste se encontraba a diez kilómetros de distancia. Rowbotham, usando un seudónimo, publicó sus resultados en un folleto titulado Zetetic Astronomy (Astronomía Zetética) en 1849 y que luego amplió para convertirlo en un libro publicado en 1865.

En 1870, John Hampden, otro defensor de la Tierra plana, planteó una apuesta, de una fuerte suma de dinero, a quien pudiera demostrar la curvatura convexa de una gran masa de agua, que es algo necesario para demostrar que la Tierra es esférica. El famoso Alfred Russell Wallace aceptó el desafío. Desconociendo aparentemente el resultado de Rowbotham, Wallace alteró un poco la técnica. Colocó dos objetos idénticos en diferentes lugares a lo largo de Bedford Level y examinó cada uno de los objetos desde un telescopio instalado en un puente. Descubrió que el objeto más cercano se veía más alto que el que se encontraba más distante, lo cual era coherente con los resultados que predecían que la Tierra es esférica.

Aquellos que defienden la noción de una Tierra plana a menudo mencionan el experimento de Bedford Level como prueba que la Tierra es plana. Ellos parecen creer que el experimento realizado por Rowbotham en 1838 resolvió el asunto de una vez y para siempre; pasan por alto que el experimento ha sido repetido muchas veces desde 1838 y que cuando se realizan de manera adecuada para minimizar el efecto de la refracción, ellos son coherentes con la idea de que la Tierra es esférica.

ACUSACIÓN AL CRISTIANISMO

A fines del siglo diecinueve, dos escépticos ateos, Andrew Dickson White y John Draper, lanzaron la “tesis de conflicto” que sostenía que el cristianismo detenía el avance de la ciencia. Uno de sus principales argumentos era que durante la Edad Media, la iglesia había enseñado que la Tierra era plana. Al crear este mito, Draper y White sugerían que la iglesia podría redimirse de este supuesto error en relación a la forma de la Tierra, “uniéndose sin reservas” al Darwinismo.

Este plan fue exitoso en gran medida porque parte de la iglesia se rindió ante la evolución, pero también alteró la historia de manera espuria. Es esta falsa versión de la historia la que ha aprendido la mayoría de la gente.

 

CONCLUSIÓN

Aquellos que creen que la Tierra es plana, ¿lo creen de veras? Es difícil de decir; podrían ser personas bienintencionadas, pero están seriamente equivocadas. O bien podrían estar intentando desacreditar la Biblia y el cristianismo. Si es esto último, probablemente su enfoque es: “Si crees que la Biblia es literalmente cierta, déjame entonces demostrarte ¡cuán literalmente cierta es la Biblia!”. Sin embargo, esto es una dicotomía falsa.

La Biblia contiene imágenes y poesía; sin embargo, ese tipo de pasajes es fácil de identificar. Cuando llegamos al tipo de preguntas que realmente importa aquí (como “¿Creó Dios el mundo?”), la Biblia debe ser leída y entendida histórica y gramaticalmente; esto quiere decir que la narración histórica no conduce a una interpretación simbólica.

En consecuencia, el relato bíblico de la creación es literalmente verdadero. Al menos algunas de las personas, detrás de este auge del movimiento por una Tierra plana, pueden estar haciendo una sátira del movimiento creacionista. Como tal, ellos claramente no son amigos de la iglesia; más bien, se oponen a Cristo y a su reino. Recomiendo a los cristianos ser muy perspicaces acerca de sus enseñanzas.

(*) Tomado de https://answersingenesis.org/es/

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles