Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

26 de Marzo del 2020

EL VIRUS ENTRA A LOS BOLSILLOS

El mercado chino, el primer importador mundial de materias primas, está acusando el impacto del coronavirus. Es obvio, que, a corto o mediano plazo, la economía mundial sufrirá también la crisis. La pandemia no solo afectará la salud de la gente en el mundo, sino también su billetera.

  • EL VIRUS ENTRA A LOS BOLSILLOS

 

En el mejor de los escenarios, en los próximos meses se lograría contener el virus y la gente volvería a sus puestos de trabajo en China y en los principales países afectados de Europa y la actividad industrial se recuperaría. Esta situación le daría un respiro tanto a la economía china como al resto de actividades económicas globales dependientes de ella. Es probable que, de ese modo, la débil demanda actual se recuperaría con rapidez, sobre todo si se tienen en cuenta las medidas de estímulo específicas que pondrían en marcha los distintos gobiernos en el mundo. 

 

Sin embargo, si el virus continúa extendiéndose en Europa, América y otras regiones, la incertidumbre y las perturbaciones se mantendrán. En ese caso, seguirían las restricciones en países enteros y colapsarán las cadenas de suministros que, en este momento, están solo temporalmente paralizadas. 

 

China es el primer importador mundial de materias primas, por lo que este mercado también está acusando el impacto del coronavirus. Por ejemplo, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que en 2020 el crecimiento de la demanda mundial de petróleo será un 30 % inferior de lo previsto. 

 

La reducción de la actividad industrial en China ha supuesto en shock también el mercado del cobre, del que el gigante asiático copa la mitad de la demanda mundial. El cobre es utilizado en multitud de sectores como el del automóvil, los teléfonos móviles o los electrodomésticos. La caída general de ventas ha provocado que los fabricantes chinos retrasen o cancelen contratos con los suministradores de cobre de África y América Latina aludiendo a causas de fuerza mayor. 

 

La globalización ha situado a China como la pieza fundamental en el funcionamiento de las complejas cadenas de suministros de las que depende la producción de empresas de todo el mundo. Así, el cierre de fábricas en las provincias chinas afectadas por el virus ha provocado un auténtico shock en un amplio abanico de sectores industriales. 

 

El fabricante de coches surcoreano Hyundai fue la primera empresa fuera de China en anunciar que la escasez de componentes le obligaba a paralizar la producción de sus fábricas locales. Otros fabricantes automovilísticos de Europa y Estados Unidos han anunciado que, de igual modo, también están cerca de quedarse sin componentes para la producción. 

 

TURISMO 

 

El impacto mayor ya se ha dejado sentir en los sectores relacionados con los viajes y el turismo. Si en un principio la alerta se desató ante el descenso de turistas chinos, los que más gastan, en el resto de destinos, la expansión de la pandemia pone en jaque a todo el sector. 

 

Desde el Consejo Mundial del Turismo que es la organización que representa a las principales empresas del sector en todo el mundo avanzan un primer impacto desde que la OMS ha declarado la situación de pandemia mundial. 

 

Maribel Rodríguez Gamero, Vicepresidenta Ejecutiva del Consejo, advierte que el negocio mundial puede llegar a caer un 25% y que están en riesgo 50 millones de empleos en todo el mundo. 

 

“De momento, creemos que unas 850.000 personas van a dejar de viajar. Lo que implica que no utilizaran ni medios de transporte, ni hoteles, ni consumirán en bares. Eso puede significar que el negocio en el sector turístico va a descender alrededor de un 25%, algo así como si consideramos un cierre total de tres meses seguidos de toda la actividad tanto en turismo de negocios y vacacional”, asegura. 

 

Los operadores turísticos se están organizando para tratar de limitar el impacto económico del coronavirus en sus actividades. Las líneas aéreas, como Air France, las líneas de cruceros y los operadores de transporte, como la SNCF (trenes), están poniendo en marcha medidas comerciales para frenar el impacto de la pandemia.

 

(*) Con insumos de internet

 

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles