Presionar ENTER para activar modo de accesibilidad Presionar ENTER para desactivar modo de accesibilidad

Envía tu saludo

01 de Junio del 2020

“VAMOS HACIA UN AVIVAMIENTO DIGITAL”

El aislamiento social se está flexibilizando en diversos países del mundo. Con todo lo malo que tiene la pandemia, deja valiosas lecciones que deben ser aprovechadas por el pueblo de Dios. El Movimiento Misionero Mundial asimiló experiencias que lo lleva a continuar su consolidación.

  • “VAMOS HACIA UN AVIVAMIENTO DIGITAL”

Desde hace más de 47 años, el reverendo José Soto no había tenido la oportunidad tan amplia de estar junto a su familia. Durante su larga vida como predicador de la Palabra de Dios a veces llegaba a su casa vaciaba su maleta y, casi de inmediato, la volvía a llenar porque al día siguiente emprendía otro viaje. Tenía que irse, con mucho dolor, porque siempre le ha dolido abandonar su casa, pero tenía que cumplir la tarea que le encomendó Dios. Estos últimos tres meses no ocurrió así. Las restricciones de movilidad decretadas en casi todo el mundo a causa de la pandemia le han permitido tonificar la unidad de su familia. Esta experiencia le permite enviar un mensaje a todos los integrantes del Movimiento Misionero Mundial (MMM) orientado a la consolidación familiar. La pandemia, con todo lo cruel y malo que tiene, ha enseñado que siempre es bueno que la familia comparta más tiempo juntos, aunque haya responsabilidades pastorales.

Pastor, ¿qué cosas positivas ha traído la pandemia para la iglesia?

Hay una ganancia especial referente a la relación interfamiliar, de estar armonizados en la familia. La mayoría de las personas entiende ese valor, en buena medida. Para nosotros indudablemente ha sido tonificante dentro de la familia estar juntos.

¿Todo pastor debe sacar un tiempo para la familia?

Es bueno que el pastor cultive y cuide la relación de hogar. Eso también nos enseñó esta pandemia. Para mí en lo personal, ha sido muy bueno, porque me he estado alimentado de las cosas espirituales. Si no puedo ir al culto, no significa que este desconectado con Dios, porque puedo orar, estudiar la Palabra, puede compartir con muchos a través de los medios de comunicación. Sobre toda la dificultad que deja la pandemia, hay algunas cosas positivas.

En este tiempo de pandemia, la labor social de la iglesia se ha hecho visible…

Este es otro detalle que nos ha permitido el Señor. El amor, la solidaridad cristiana, que nos permite ayudar a muchos. Y es “fruto natural” de la Iglesia del Señor, y no solo ayudar a los creyentes, sino también a gente inconversa. Se ha podido despegar una serie de frutos, un poco invisible normalmente, pero que ahora se han hecho visibles con esta pandemia.

Lee la entrevista completa en https://cutt.ly/3yLmQpB 

Comentarios

  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico
  • Impacto Evangelístico

Impacto Evangelístico es una publicación oficial del Movimiento Misionero Mundial con 50 años de circulación en el mundo entero, editado en seis idiomas. El contenido, con reportajes, testimonios, historias e información, está orientado a edificar la vida de nuestros lectores.

Issuu

issuu.com/impactoevangelistico.net

Visualiza en 7 idiomas nuestra edición digitalizada

Ordenadores y Móviles